Comercio se dinamiza con ventas de juguetes en el Gran Santo Domingo

0
655
manuel

juegosPor Joaquín Caraballo.                            

SANTO DOMINGO. Después de la navidad y las fiestas de fin de año el comercio ha vuelto a dinamizarse en la República Dominicana debido a la celebración del Día de los Santos Reyes Magos mañana 6 de enero.

A pesar del cambio de fecha, algunas personas mantienen la tradición de colocar los juguetes la noche del día cinco.

“Hay que mantener la tradición porque esos cambios de días desorientan a los niños porque es que tú no sabes cuándo es el día de reyes”, así se expresó la educadora Nikauly Evangelista, quien agregó además que lo importante de este día es compartir con sus hijos.

De su lado el ciudadano Wilson Jiménez asegura que es importante mantener la tradición, señalando que la mayoría de los padres pueden acercarse más a sus hijos.

“Es bueno que regalemos juguetes alejados de la violencia para rescatar más los valores. Nosotros los padres pasamos mucho tiempo fuera de la casa y entiendo que mantener la tradición nos permite darle más calor a tus hijos”, expresó.

En un recorrido realizado por Diario Libre se pudo observar que a medida que pasan las horas las ventas de juguetes van aumentando.

“Este año hay más días disponibles para que los padres le compren sus juguetes a sus hijos. Las ventas están bien, pero las personas se están tomando su tiempo porque mañana es el día de Reyes pero el feriado es el lunes”, expresó Manolo Nicolás gerente de El Mundo del Juguete que está ubicado en la avenida John F. Kennedy con Ortega y Gasset.

Aseguró que los juguetes más vendidos son las bicicletas, muñecas, bates y pelotas, carros y aviones a control remoto, entre otros.

En los establecimientos comerciales se observan personal del Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor), quienes entregan a los clientes folletos con orientaciones para evitar ser estafados y para que cualquier anomalía puedan denunciarla.

Asimismo en las afueras de los establecimientos comerciales hay patrullas policiales supervisando las áreas de ventas para mantener el orden e impedir que cualquier desaprensivo pueda aprovechar el flujo de personas para actuar.

SIN COMENTARIOS